17 de Abril 2017

Convenio entre PUCV Y CFT UCEVALPO permitió que emprendedora Gen-E continuara perfeccionándose

El año 2016 la Dirección de Innovación y Emprendimiento de la VRIEA firmó un convenio de descuento con el Centro de Formación Técnica, en el que la emprendedora Ángela Silva es la primera beneficiada.

La Vicerrectoría de Investigación y Estudios Avanzados (VRIEA) de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso (PUCV), a través de su Incubadora Social Gen-E, perteneciente a la Dirección de Innovación y Emprendimiento, se ha caracterizado por apoyar con distintas herramientas a todos sus emprendedores y emprendedoras, con el objetivo de que sus negocios sean autosustentables y perduren en el tiempo.

 

Uno de los programas emblemáticos de la Incubadora y, en el cual participó Ángela Silva, es el Ciclo del Emprendedor, el que brinda apoyo multidisciplinario, técnico y económico a quienes deseen crear o transformar su emprendimiento. Contempla tres etapas, donde al terminarlas se busca la formalización de su negocio. Para complementar lo aprendido durante el Ciclo del Emprendedor, la VRIEA PUCV y el CFT UCEVALPO realizaron un convenio en el año 2016, el que acredita que los emprendedores de la Incubadora Social Gen-E tendrán un porcentaje de descuento en el arancel anual de cualquier carrera que decidan estudiar.

 

Es por lo anterior, que Ángela Silva, quien fue derivada de Teletón a la Incubadora Social y, actualmente se dedica a la creación y venta de adhesivos de vinilo para autos, paredes, entre otras superficies, comenzó en marzo de 2017 a cursas sus estudios en Administración de Empresas, donde contó con el 50% de rebaja en el arancel anual. La emprendedora se refirió a su ingreso al Centro de Formación Técnica y, comentó: “Esta oportunidad viene de la mano con el crecimiento del personal y profesional, así que espero lograr que el negocio se mantenga, ya que entre más conocimientos tengas menos riesgos corres de que tu negocio falle”.

 

“En mi paso por la Incubadora Social, pude darme cuenta que solo hay que tener las ganas, perseverancia y proyectarse para que funcione el negocio. Personalmente tenía mucho miedo de que mi emprendimiento no funcionara y el dinero quedara botado, pero me aconsejaron y me guiaron por el camino correcto” agregó.

 

 

Por Macarena Guerra, periodista VRIEA PUCV.